¿Qué diría Orwell del 2084? Y Babel no hizo huelga general

Tolerancia, unión, autorrealización, ciudadanos informados y transparencia.Ya sabemos cómo dijo Orwell que sería el mundo en 1984 pero, ¿qué diría ahora? ¿Qué estamos proyectando para nuestro 2084?

Santiago de Compostela, Septiembre de 2010, Año Santo:

“Vamos a tomar algo, que mañana no hay clase”

Fraggel Rock. 23.45h del martes 28 de septiembre de 2010. Persianas bajadas, luz tenue. Cerrado a cal y canto. Nosotras: dentro. 15 jóvenes “empiezan” una noche de “juerga” en la ciudad universitaria de Santiago.

“Joder, esto parece un refugio antinuclear”

“Sí, ahora vienen los nazis y nos machacan a todos”

Conversación “de bar” entre “amigos”. Dos cervezas y a la calle.

“¡Me han filtrado información valiosa! Al Nido del Cuco, ¡que dicen que está abierto!”

En el Nido del Cuco dos cervezas más acompañados por otros 50 ó 60 jóvenes ansiosos de vida nocturna. Algunos comentarios: “¡Qué vienen los piquetes!” “No sirvas más”. Luego, al mítico Maikar. Hasta los topes. A las 3, a casa.

Plaza de Platerías. 14:00h del miércoles 29 de septiembre de 2010. Manifestación. Llego a la plaza sola. Está vacía de manifestantes, solo algún peregrino que otro en busca de algún bar abierto para comer algo a su llegada a la ciudad santa (menudo recibimiento…). Empiezan a llegar los manifestantes: banderas anarquistas, banderas de Galicia con una estrella roja y comunista en el centro, insignias de sindicatos de estudiantes nacionalistas, … partidos políticos, cooperativas de agricultores…  Puro politiqueo. Alguna foto. Pocos no delatamos nuestra ideología. Y yo, que creía que era una manifestación en contra de una ley (ya aprobada, por supuesto, sino no nos manifestaríamos…) que pretende instaurar una reforma laboral en pro, nuevamente, de los empresarios (de los derechos de los trabajadores me habían hablado a mi… más que de banderas…). No entiendo nada. Llegan los primeros, se van colocando en las escaleras de la plaza. Con sus banderas. Alguna pancarta también (algunos jóvenes que piden por un futuro laboral posible, factible o, al menos, existente). La plaza se va llenando. Llega un coche con unos megáfonos y una chica que va leyendo, supongo, algún, manifiesto. No se entiende nada. La plaza se llena. Algunos manifestantes quedan en la Rúa Nova. No caben en la plaza. Los de las escaleras cantan algo. Algunos, con el brazo izquierdo en alto, otros el derecho, y con las miradas perdidas en el horizonte. Un argentino hace un comentario a mi lado: “La puta, no saben ni qué mano tienen que levantar” ¿A quién o a qué cantan? Bien podrían estar tarareando el cara al sol… No oigo nada. A los que no caben en la plaza nadie les avisa de que hay alguien con un micrófono que quiere leer algo, y tocan música. Lo lee. Supongo que los que estaban cerca del coche lo oirían. Yo escuché, mientras, varias canciones gallegas. Gaitas, escuché gaitas. Canciones gallegas muy bonitas. Supongo que ya lo ha leído todo, porque la gente se va. Me encuentro a unos compañeros de clase: “Muy bien, Gala, has venido a la de CCOO, no a la de UGT. Así me gusta”. Platerías se vacía. Empieza a llover…

A la primera manifestación a la que fui tenía un mensaje muy claro: NO A LA GUERRA. Luego no recuerdo otra hasta lo de Bolonia. Cuando ya estaba aprobado y todavía nadie sabía de qué iba el asunto. Hoy en dia, sufro Bolonia (para lo bueno y para lo malo y en la salud y en la enfermedad). Hoy en dia sé de qué va Bolonia. Luego estuve en alguna nacionalista en Alicante y en alguna otra en Santiago. Y ahora: la reforma laboral. HUELGA GENERAL. En principio, quiero ejercer mi derecho a hacer huelga, a manifestarme y a protestar. Intento enterarme de qué va la reforma laboral. De nuevo, me hago consciente de que es “demasiado tarde”, pero no por ello voy a dejar de hacer lo que creo que tengo que hacer.

Me saca de quicio y me enerva el que otros intenten arrebatar el derecho de no hacer huelga del resto. TOLERANCIA. Quizá si estuviéramos más unidos… UNIÓN. Quizá si tuviéramos todos claro por qué salimos a la calle. ¿Por qué salimos a la calle? A manifestarnos. A protestar. Sin banderas, coño, que hoy no hablamos de naciones, joder. Hoy hablamos de trabajo. Y el trabajo es necesario para vivir y para comer y para sentirse uno realizado… AUTORREALIZACIÓN.  Solo me queda soñar que algún día en esta maldita Sociedad de la Información, la INFORMACIÓN llegará a dónde tiene que llegar y cuando tiene que llegar. Solo sé, que o los ciudadanos hacemos por informarnos CIUDADANOS INFORMADOS y los que informan y poseen la información, se vuelven algo más transparentes TRANSPARENCIA o esto seguirá siendo un estercolero cada vez más grande de humanidad alienada ALIENACIÓN por sus trabajos y sus vidas aburridas y apestadas de quejas y de “si yo hubiera…” A ver qué pasa cuando llegue la reforma laboral. Nada. En unos años ya nos habremos acostumbrado: 1984. ¿Qué diría Orwell de este 2010? Y un siglo… ¿Qué diría Orwell del 2084? A mi, personalmente, me da pánico.

Sigue el debate en Linkedin pinchando aquí.

Anuncios

Acerca de Gala Martínez-Romero Martín

Amante de la Comunicación en todos sus estados. Periodismo, Audiovisual y Espectáculos. Probando mi voz. Con Kazumbo Teatro. Comunicando @microteatro #Madrid
Esta entrada fue publicada en Artículos, Crónicas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s