La individuación como arma política y el Bien Comunicativo

El concepto de Bien Común conlleva la aceptación tanto de la individualidad como de la comunidad. Pero la comunidad, no como un conjunto de seres humanos organizados de uno u otro modo, sino como un conjunto de personas que comparten unas necesidades y que tienen acceso a unos recursos en principio “escasos” que las cubren. Cuando concebimos el Bien Común dentro de la sociedad capitalista, lo estamos transformando en una mercancía, es decir, en un Bien Público. El proceso de individuación entra en el discurso sobre el Bien Común como mercancía en el momento en que entendemos que la sociedad capitalista (y todas las estructuras que esta alberga) aliena a la población en su construcción del individuo como mero consumidor. Estas estructuras (políticas, económicas…) se rigen por una serie de intereses que no velan por el bien de la comunidad, sino por una serie motivaciones de otro índole, creando una serie de externalidades (económicas, sociales, ecológicas…) de las que no se hacen cargo. Y de hecho puede parecer sorprendente el hecho de que ciertas cosas que a nivel individual no nos permitimos hacer, cuando lo hacemos “desde la comunidad” quedamos como amparados y excusados en esa especie de ente que nos une a nuestros compatriotas, y podemos dejar de lado la responsabilidad sin grandes culpas (el tema del reciclaje, del cuidado de las zonas comunes, la parálisis aunque haya una “no aceptación” de lo establecido…). Aunque también parece que estas sean cuestiones de “carácter nacional” o “cultural” (véase el civismo de los países del norte). En cualquier caso, la comunidad nos ofrece una seguridad que, en lucha constante con la libertad, nos… permite sobrellevar la vida en este mundo hostil del que nos habló Zygmunt Bauman (2003).

En el ámbito de la comunicación, vamos a utilizar la teoría que desarrolló Badiou sobre el sujeto para comprender cómo puede tener cabida el concepto de Bien Comunicativo. Para este filósofo francés, cuando un acontecimiento tiene lugar el individuo tiene dos opciones, pasar de largo o ser fiel a este, lo que supondría el paso de individuo a sujeto (sujeto político, sujeto de amor…) -podría ser este el proceso inverso al de individuación– Esto supone un reto, y se ha de tener valentía para poder hacerse cargo de la situación y ser consecuente con aquello que nos ocurre. Esta valentía recae en el hecho de que hay que romper con algunas de las reglas establecidas para poder proceder como tal sujeto y dejar de lado el proceso de individuación al que se nos empuja desde los sectores del poder (esas estructuras de las que hablábamos antes). -*Esa valentía supondría que como consumidor de los medios de comunicación desarrolláramos un espíritu crítico y escéptico ante lo que se nos comunica.- Pues bien, si el Bien Común era aquel compartido por la comunidad, el Bien Público aquel que viene determinado desde esa superestructura del poder, el Bien Comunicativo sería aquel al que todos deberíamos tener acceso en pro del correcto funcionamiento de la comunidad (dentro del contexto de la Sociedad de la Información). El entramado en el que se ven envueltos los sectores del poder, así como las empresas comunicativas y otro tipo de industrias (desde industrias culturales a armamentísticas, véanse los estudios del grupo de investigación de la Universidad de Sevilla coordinado por Ramón Reig en que se contemplan los entramados de la Estructura de la Información), -la llamada telaraña mediática- rompe y es contrario al Bien Comunicativo. Es contrario porque no presupone el derecho a la información y a una comunicación en pro del desarrollo (aunque sí lo haga teóricamente), pues cae en la manipulación de los individuos para satisfacer sus propios intereses. En este contexto, surgen teorías como la desarrollada por Chanta Mouffe y Ernesto Laclau en que se aboga por una democracia radical o autónoma en la que la participación es la base del poder y cada componente de la comunidad adquiere una serie de obligaciones y compromisos para que esta funcione.

Anuncios

Acerca de Gala Martínez-Romero Martín

Amante de la Comunicación en todos sus estados. Periodismo, Audiovisual y Espectáculos. Probando mi voz. Con Kazumbo Teatro. Comunicando @microteatro #Madrid
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s