Tuitear en la vida… Estoy muy friki.

Aviso a navegantes: en la línea de mejora de la experiencia del usuario, te pido: 1. que te relajes; 2. que pongas un incienso o una vela; 3. ponte en el Spotify o donde quiera que consumas tú la música: Dolce Vita, Ryan Paris; 4. Reclínate. Puedes comenzar a leer.

Foto de @mdibuja, Fotógrafo f2.0

Llevo varios días muy frikis. El Sábado asistí virtual y, por la tarde, físicamente al #Compostweets (a las pruebas me remito, que hasta hablé y todo, con esa cara que todavía no comprendo y que me ha hecho reír un buen rato, gracias @mdibuja, qué fantástico ojo tienes, genial el fotorreportaje, de verdad). Y el domingo sufrí un brainstorming que me venía a la cabeza en forma de nube de hashtags y nombres de usuario. Ayer por la tarde, tuiteé desde el perfil de Kazumbo. Profesionales del espectáculo participando en #Cultura18 (más info aquí). Y hoy me he pegado un atracón de #AObraAudiovisual, monográfico sobre la #PropiedadIntelectual organizado en la facultad de Ciencias de la Comunicación por AGAPI, Asociación Galega de Productores Independientes, que he tuiteado como si la vida me fuera en ello. Ya me quedé con las ganas de escribir algunas ideas tras el #Compostweets, pero me limité a leer lo que los entendidos del tema decían. Y me resultó muy interesante (recomiendo calurosamente leer la visión de Nela Bernal –@afervenzadosurO excitante punto C #Compostweets2012). Hoy ya no me resisto más. Tras dos años y medio en Twitter y 4 años posteando, dependiendo de las temporadas más o menos…. (empecé con otro blog que ya no existe, se llamaba Galeidades y me lo pasaba genial escribiendo y aprendí mucho equivocándome), hoy necesito escribir un post-“decálogo”* (que al final más bien ha quedado en ¿pentálogo?) de cómo manejarme en Twitter, basándome en mi experiencia (sazonada con la escucha y lectura de tuits y publicaciones de los que sí saben del tema). A mi me sirve, y si a alguien también, pues me alegro, pero todavía me alegraría más si alguien criticara o añadiera alguna cosilla…

1- Tener un OBJETIVO (ya me lo decía mi madre…). Estar en Twitter por moda puede ser divertido, pero aporta poco al individuo y a la tuitosfera. Tener un objetivo ayuda trazar una estrategia, a quién seguir y por qué. Yo al principio seguía a todo aquel que me seguía (me daba “cosa” no hacerlo), hoy sigo a quien quiero escuchar. Las listas también son muy útiles, juntas a unos cuantos usuarios que hablen de un tópico, o de varios, y no tienes por qué seguirlos individualmente y puedes leerlos. El caos de la Red, de momento y en ciertos campos, es ordenado por los usuarios, participar de estas etiquetas y facilitar la tarea a otros puede ser muy gratificante.

2.-Tuitea cuando te apetezca. Cuando se fuerzan las palabras se corre el riesgo de decir cosas que sobran, ruido. Sin dejar que pase demasiado tiempo sin escribir, no seas esclavo de tu TimeLine: DISFRUTA (esto sirve para todos los ámbitos de la vida).

3.- APRENDE, EXPERIMENTA (idem que lo anterior para la vida). Twitter es un espacio social. Aprende y experimenta con las relaciones personales, profesionales y de todo tipo que la Red te permite. OBSERVA: como los niños a los profes, como los pájaros a los gusanos, como los tiburones a los peces. COPIA: e imita, como los fans y los sumisos a sus ídolos y políticos. Y que no se te olvide EQUIVOCARTE (vida misma…).

4.- Hashtags: cuando participas en una conversación o debate colectivo, dentro y fuera de la Red, hay cosas que te interesan, otras que te sorprenden, otras te sacan de quicio… RESPETA las opiniones y RESPETA que tus opiniones no gusten o molesten a alguien. Creo que se trata más de crear un “relato conjunto” (o relato transmedia, que así lo llamó hoy el que escribe Capitulo Cero –@magago– dejándome a mi -no sé si a otros- estupefacta), que de llegar a una o varias o ninguna conclusión conjunta (sí a todas las conclusiones individuales como individuos participen). Si sabes, tienes cosas que aportar y crees que comprendes el tema, habla. Sino, a veces un silencio es más valioso que mil palabras. Lo reconozco: a veces soy ruido. A veces no sé del tema, pero sigo el hashtag, lo leo, me intereso, me emociono y quiero participar. No lo puedo evitar, pero por lo menos intento no decir incoherencias. A veces me sorprendo sabiendo más del tema de lo que creía (vuelvo a la idea de EXPERIMENTAR, la vita….).

5.- Lo oí el otro día y se me clavó como una espada: NO TE OBSESIONES CON LOS SEGUIDORES. Se trata de escuchar a quien te interesa y que el resto haga lo mismo. A veces, hay que aceptar que uno no es interesante en algunos temas, o que no se le da bien algo. Twitter es un medio con el que mucha gente sigue probando y experimentando. JUEGA a TWITTER.

TWITTER es VIDA (ya dije que estaba muy friki…)

Soy de esas que reafirma y fija contenidos, pensamientos, sensaciones y sentimientos cuando verbaliza o tecletea. Ahora lo tengo más claro 😉

Anuncios

Acerca de Gala Martínez-Romero Martín

Amante de la Comunicación en todos sus estados. Periodismo, Audiovisual y Espectáculos. Probando mi voz. Con Kazumbo Teatro. Comunicando @microteatro #Madrid
Esta entrada fue publicada en @puntes Sobre-Información y medios y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Tuitear en la vida… Estoy muy friki.

  1. Oxana dijo:

    Me encanta como escribes, dinámico y fresco. Te sigo siguiendo. Un besote guapa! Oxana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s